El PIB subió un +0,7% en el tercer trimestre de 2016

La economía española moderó una décima su avance en el tercer trimestre, hasta el 0,7%, debido al freno de la inversión interna y el retroceso de las exportaciones, según los datos de contabilidad nacional publicados ayer por Instituto Nacional de Estadística (INE). En tasa interanual el avance fue del 3,2%, frente al 3,4% registrado en el trimestre anterior.

Así, el crecimiento se apoya en el consumo interno, el gasto de las administraciones públicas y la creación de empleo, que aumentó una décima con respecto al trimestre anterior. La demanda nacional descendió tres décimas y su aportación al PIB supuso 2,6 puntos, mientras que el sector exterior mejoró una décima y aporta 0,6 puntos al PIB. No obstante, las exportaciones cayeron un 1,3% y las importaciones un 1,8%. En el ámbito interno, el consumo de los hogares creció el 0,6% y el de las Administraciones Públicas el 1%, mientras que la inversión cayó casi un punto, debido al frenazo de la inversión en bienes de equipo, que ha pasado del 1,9% al 0,3%.

La secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido, aseguró que se cumplirá la previsión de crecimiento del 3,2% este año y se espera que en el cuarto trimestre se mantenga la media de crecimiento interanual. Según Garrido, el frenazo de la inversión y las exportaciones se debe a la atonía de los mercados internacionales y a la incertidumbre exterior.

EL PAÍS 49/EL MUNDO 27/ABC 40/LA VANGUARDIA 64/EL PERIÓDICO 28/LA RAZÓN 34/CINCO DÍAS 25/EL ECONOMISTA 33

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)