El Banco de España pone en duda la previsión de ingresos del Gobierno en los Presupuestos

Banco de España
Banco de España

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, puso ayer en duda el cálculo de ingresos contemplado en los Presupuestos Generales del Estado para 2017, que calificó de "optimista". En su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, Linde sustentó estas dudas en el hecho de que el Ministerio de Hacienda prevé que los ingresos tributarios aumentarán un 7,8%, y las cotizaciones sociales un 6,3%. En su opinión, estas cifras supondrían "una respuesta de la recaudación a la evolución de la actividad superior a la observada históricamente, particularmente significativa en el caso de las cotizaciones sociales".

Por todo ello, Linde consideró necesario controlar muy de cerca la evolución del déficit y la obligación de reducirlo hasta el 3,1%, meta que consideró "factible". No obstante, pidió articular mecanismos de "corrección" ante posibles desfases en el gasto y, sobre todo, en los ingresos. El gobernador del Banco de España pidió un aumento de la inversión pública al considerar que está anormalmente baja. "No se trata de volver a los niveles de 2008, pero no es bueno que esté tan baja y que siempre sea la partida de ajuste", dijo.

Por otro lado, el supervisor ve en la tasa de paro, el envejecimiento de la población y la baja productividad la principal amenaza para España. Se mostró contrario a que la protección de la que gozan los indefinidos pueda extenderse al resto de contratos, una solución que tachó de "simplista". Calificó de "razonable" acercar los costes del despido entre unos y otros; y alertó de que las pensiones perderán este año poder adquisitivo por la inflación.

EL PAÍS 38/EL MUNDO 23/ABC 2,36/LA VANGUARDIA 54/EL PERIÓDICO 31/EL ECONOMISTA 1,33


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)