Análisis de bolsa: Las bolsas se doctoran en política y sueltan lastre

bolsas mercados

No será la primera ni la última vez que las bolsas y sus inversores están pendientes de lo que sucede en materia política. Las decisiones de los gobiernos y sus gobernantes tienen una clara repercusión económica que se traslada a las empresas y a sus beneficios. Esta semana hemos tenido dos focos de atención política: uno, el acuerdo de una tregua que finalice en una esperanzadora paz a partir de las 0:00 horas del domingo en el conflicto armado en Ucrania, que por cierto, la fijación de la hora para dejar de matarse parece un chiste sacado de una monólogo de nuestro recordado Miguel Gila. Y dos: la posibilidad de que finalmente haya este lunes un acuerdo entre Grecia y el Eurogrupo que satisfaga a todas las partes.

El jueves y el viernes las bolsas recogieron con esperanza ambas noticias y soltaron un pesado lastre que las hicieron avanzar con importantes revalorizaciones. El Ibex 35 subió en estos dos días un 3,62% hasta acumular en el año una subida del 4,47%, lejos aún de los índices alemanes y franceses que acumulan más de un 11% anual.

Cabe destacar la impresionante resistencia que se ha encontrado nuestro índice en los 10.800 puntos de ayer. Por esta cota pasa una línea de resistencia bajista que comenzó con los máximos 11.200 puntos de junio de 2014 y por la que ya han probado su fortaleza los también máximos de septiembre y diciembre de 2014.  La sesión de ayer hizo sus máximos en los 10.795 puntos y esperamos que si se disipa esta semana la incertidumbre política veamos una rotura al alza de esta línea de tendencia bajista y comenzar las subidas que pongan en valor la recuperación económica de nuestro país y de nuestras empresas. Huela decir lo que pasaría si finalmente no hay un buen acuerdo y se masca la tragedia griega. No hay más que ver el gráfico para predecir el destino a la baja del Ibex.

Grafico

Nuestra apuesta sobre Iberdrola esta semana nos ha salido redonda. Vendimos la semana anterior en los entornos de los 6,25 euros (hizo un máximo en los 6,24 euros) y compramos en la franja de 6,75 – 6,80 euros como dijimos. Entre ambas cotas hay un hueco de un 8% que si se ha sabido aprovechar ha dado alegrías a más de uno.

Del resto de valores seguimos destacando a Mapfre. Es posible que haya valores con los que se pueda ganar más pero el gráfico de este valor es de libro desde hace tiempo y aún tenemos esperanza de verle alcanzar los 3,35 euros.

No obstante si rompemos los 10.800 puntos del Ibex compren ustedes los valores con los que más a gusto se sientan pues probablemente se esperan grandes revalorizaciones en todos los valores en los próximos tiempos. Apostar por bluechips puede darnos más tranquilidad a la hora de invertir aunque consigamos menores revalorizaciones que si apostamos por valores de mediana capitalización. Aunque al final lo que importa será ganarle un buen pellizco a la bolsa con el que podamos darnos por satisfechos.

 

El Observador - JM