Análisis de bolsa: Mini crash bursatil en una selección de bolsas europeas

bolsas mercados

Esta semana hemos asistido a recortes generalizados y auténticos batacazos en los mercados que podrían calificarse como minicrashes bursátiles dada su cuantía y dado el tan corto periodo de tiempo semanal en el que se han producido. El Ibex y el CAC han retrocedido en torno al 7%, descensos que no se ven en más de 30 meses, el DAX ha retrocedido un 4,88%, el Eurostoxx un 6,41% y los índices americanos en valores del 3,5%. De la bolsa ateniense si podemos decir que ha vivido un crash burstatil pues su índice ASE ha bajado en el orden del 20%.

¿Y que ha sucedido esta semana para enfrentarnos a este panorama? Pues desde el lunes se han sucedido día tras día noticias negativas para los mercados. El PIB chino retrocede, elecciones anticipadas en Japón ante la retrocesión económica y una constante deflación que ni los QE han conseguido evitar, el petróleo ha seguido su constante goteo a la baja llevando a serios problemas a las economías emergentes dependientes del oro negro, incluida una Rusia cuyas cuentas pueden verse dramáticamente comprometidas. Y para colofón, y ante la muy improbable posibilidad de nombrar un presidente de la república en Grecia, se avecinan elecciones anticipadas para marzo de 2015 en el que el partido político Siryza podría salir elegido haciendo tambalear a los mercados de deuda gracias a su programa de reestructuración de la deuda.

Para el Ibex el objetivo de los 11.200 punto parece alejarse y, salvo que aparezcan noticias que hagan darse la vuelta a los mercados, tal vez debamos esperar un poco más hasta poder alcanzarlos. Si la constante de noticias negativas siguen lastrando los mercados este año, el rally navideño de final de año no sea más que un par de sesiones positivas significativas.

Con este panorama los grandes valores de nuestra bolsa han replegado velas y comienzan a ser objetivo de compras parciales para engordar la cartera con vistas a medio y largo plazo. Iberdrola retrocede hasta los 5,50 euros y esperamos que se apoye en la tendencia de largo plazo iniciada en julio de 2012 desde los 2,65 euros. Repsol retrocede ante el agujero del barril del petróleo y ya cotiza en los 16,18 euros otorgando un dividendo del 6,15%. Esta semana no ha podido distanciarse del resto de petroleras a pesar de su carácter defensivo que le otorga el refino y desciende un 11,64% semanal. Tal vez esta semana se conozca alguna noticia relacionada con su intención de compra de la canadiense Talismán Energy y veremos como se recogen en el precio. No obstante, aconsejamos compras parciales según descienda el precio.

 

El Observador - JM