El Tribunal Supremo salva a la banca de pagar el impuesto de las hipotecas

Tribunal Supremo (Foto: CGPJ)
Tribunal Supremo (Foto: CGPJ)

El Pleno del Supremo resolvió ayer, tras más de 15 horas de deliberación, que debe ser el cliente y no el banco quien se haga cargo del impuesto de actos jurídicos documentados en la firma de hipotecas. Los diarios hablan de un debate "duro" y una deliberación "tensa" que se saldó con un resultado muy ajustado: 15 votos contra 13, tras diecinueve días de "caos jurídico" y paralización en la firma de hipotecas.

Las asociaciones de consumidores tildaron de "aberrante", "bochornosa" e "inaudita" la decisión del Supremo. La OCU consideró que este nuevo giro pone en entredicho la seguridad jurídica y reclamó la dimisión del presidente de la Sala tercera del Supremo, Luis Díez-Picazo, impulsor del Pleno y quien inclinó con su voto la balanza a favor de no cambiar la jurisprudencia hasta ahora vigente. Para Facua se trata de una decisión "política, impropia del poder judicial, que supone salvar a la banca de abonar miles de millones de euros".

También los partidos políticos criticaron la nueva rectificación del Supremo. El secretario general del PP, Teodoro García Ejea, consideró que "los españoles necesitan certidumbre y que quede claro que el consumidor no tiene por qué ser el que pague el impuesto". Para el presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, la decisión del Supremo "corrigiéndose a sí mismo, es un grave error de consecuencias imprevisibles".

El Gobierno analizará y estudiará el impacto de la sentencia y fijará una posición en el próximo Consejo de Ministros, según fuentes de Moncloa citadas por EL PAÍS. Segúneste diarioel Ejecutivo estudia cambios para obligar a la banca a que asuma más gastos relacionados con los trámites hipotecarios. La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, indicó que "hay que respetar las decisiones judiciales". Por su parte, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, recordó en el Foro Cinco Días que la devolución del impuesto habría supuesto incrementar el déficit público en "cuatro o cinco décimas", lo que podría haber "puesto en riesgo la salida del procedimiento de déficit excesivo".


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)