Análisis de bolsa: ¿Nos queda Rally de final de año?

bolsas mercados

Durante el mes de noviembre el Banco Central Europeo, la FED, Japón y el Banco de China han echado leña al fuego en forma de estímulos monetarios con el objetivo de acelerar la economía mundial o, al menos, evitar que entre en recesión. El BCE con su enésima promesa de compra masiva de deuda pública con la que escapar de la deflación y estimular su economía, la FED vigilante advirtiendo que estará al pie del cañón para estimular los mercados si fuese necesario, Japón inyectando liquidez y China bajando sus tipos de interés. Todos estos estímulos que parecen coordinados para evitar una recesión global han impulsado a nuestro Ibex un 2,80% en el mes, rentabilidad parecida a los índices americanos S&P y DOW aunque algo distante al DAX alemán y al CAC parisino con rentabilidades del 7% y 3,7% respectivamente. La promesa de estímulos del BCE ha tenido un mayor premio en las bolsas europeas cuya economía ha estado coqueteando con la recesión económica. No obstante nuestro Ibex35 lleva ya una rentabilidad anual del 8,61% como premio al más listo de la clase este año ya que es la locomotora por PIB de los países más importantes de Europa.

Si con todo esto no hay Rally de la bolsa en las 21 sesiones de mercado de diciembre no será por culpa de los mercados centrales de todo el mundo. El Ibex se encuentra consolidando niveles en los 10.700-10.800 puntos con las miras puestas en los máximos de junio en 11.187 a precios de cierre. Alcanzar niveles próximos a dicha cota parece fácil pero todo dependerá de si los inversores tienen fe en los grandes valores de nuestro índice que tiren durante las próximas semanas y de si acompañan el resto de índices, sobre todo los americanos. El S&P da auténtico vértigo con su subida del 11% desde mediados de octubre y veremos como responde esta semana ante los datos del Black Friday que marca el comienzo de la campaña de navidades.

Esta semana estaremos pendientes de valores como FCC que se somete al juicio del mercado ante su vital ampliación de capital que hará que el magnate mexicano Carlos Slim se haga con el control de la constructora como mayor accionista. También veremos como sigue aguantando Repsol los envites del mercado al precio del petróleo, desciende ya un 40% desde sus máximos del año en 115 dólares hasta los 70,91 dólares del viernes. Esta semana se ha comportado mejor que el resto de compañías petrolíferas por su fuerte negocio de refino. Telefónica e Iberdrola, ésta última reparte dividendo este martes en forma de scrip dividend, siguen marcando máximos de los últimos años. Santander y BBVA deberán lideran los avances de la bolsa por la mayor ponderación del sector financiero dentro del Ibex.

El Observador - JM