Análisis de bolsa: Subidas semanales en los índices mundiales

bolsas mercados

Al igual que el éxito de la obra del gran Julio Verne, y de su personaje Phileas Fogg dando la vuelta al mundo, la maquina de hacer dinero que se ha puesto en marcha en las distintas grandes zonas económicas a través de los grandes Bancos Centrales está dando sus frutos.  Hemos visto esta semana subidas bursátiles en todos los índices a lo largo y ancho del mundo.

A pesar de los malos datos económicos, o tal vez habría que decir no tan buenos, que están dejando algunas empresas americanas en sus resultados trimestrales debido a la apreciación del dólar y a los peores datos de crecimiento en países asiáticos, las bolsas solamente se dan un respiro para coger nuevos impulsos.

No hay alternativa onerosa a la inversión del ahorro que no sea la renta variable. La renta fija a corto plazo da rentabilidades negativas o entorno al cero por ciento y ya se parece más a una commodity que da un valor de refugio al dinero más que un valor que da rentabilidades. Los plazos más largos ofrecen rentabilidades tan bajas y nunca vistas que hacen temer que dentro de unos años nos den sorpresas negativas en su precio. Los depósitos no dan ni para pipas.

El Ibex ha subido un 1,29% semanal, un 1% es lo que suben también el DAX, el CAC y el EUROSTOXX50. Los índices americanos están de nuevo en máximos históricos. Solamente el DOW JONES está a 60 puntos de sus máximos.

Pero cuidado porque el ciclo norteamericano y asiático está en su parte más alta y no sabemos a ciencia cierta cuanto podrán aguantar en sus máximos sin que la economía y sus mercados se resientan. Solamente Europa está viviendo un incipiente crecimiento económico que da un claro soporte a sus mercados de renta variable. Claro que por eso cada vez más inversiones americanas y asiáticas ponen su objetivo en empresas europeas.

En Europa solo pesa Grecia. Un país díscolo que no hace las reformas a las que se comprometió para reactivar su economía. El viernes, en la reunión del Eurogrupo celebrada en Riga (Letonia) los ministros de economía le cantaron las cuarenta a Yanis Varufakis y le hicieron saber el malestar que existe con las actuaciones de su gobierno. La última, los pensionistas griegos volverán a cobrar su paga de diciembre. Claro está, con el dinero de todos los europeos. Y así se lo espetó el ministro Eslovaco. La reacción de hoy de Varufakis: ha publicado en su cuenta de Twitter que “Son unánimes en su odio contra mi. Y yo doy la bienvenida  a su odio”. Por supuesto la frase no es suya sino de Franklin D. Roosevelt. Así están las cosas.

Esperemos que Grecia no nos amargue la semana y veamos a los índices seguir con su escalada alcista.

 

El Observador - JM