En 2011 la actividad económica cayó un 1%, cuatro décimas más de lo estimado

La crisis de la economía española fue más profunda de lo que se calculó, según lo publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) una vez revisada su base de datos del periodo 2011-2014 para adaptarla a la nueva metodología. En 2011 la actividad económica cayó un 1%, cuatro décimas más de lo estimado; en 2012 se contrajo un 2,6% y en 2013 un 1,7%, cinco décimas más en ambos años. En total, la nueva actualización supone una bajada adicional de 1,4 puntos. El ministro de Economía, Luis de Guindos, defendió que los nuevos datos sobre contabilidad nacional confirman que la crisis tuvo lugar "antes de lo que se pensaba" y "ha sido más grave, dolorosa e intensa de lo que se estimó". "Las cifras demuestran que España no conoció los brotes verdes", señaló.

El INE confirmó la estimación ya publicada sobre la evolución del PIB para el año pasado, al mantener su crecimiento de 1,4%, pero revisa los componentes. La demanda nacional pasa del 2,2% inicialmente calculado al 1,6%, debido a una reducción a la mitad del aumento del gasto en consumo final. El consumo de los hogares subió un 1,2%, en lugar del 2,4% calculado. La serie actualizada refleja además una leve rebaja de una décima en el gasto de las administraciones públicas y un incremento de seis décimas de la inversión, al pasar del 4,2% al 4,8%. La demanda interna mejoró su aportación al crecimiento económico de un -0,8% al -0,2% debido al alza de las exportaciones, que subieron finalmente un 5,1%, frente al 4,2% calculado, y una rebaja en la evolución de las importaciones.

EL PAÍS 37/EL MUNDO 32/ABC 38/LA VANGUARDIA 60/EL PERIÓDICO 25/LA RAZÓN 32, 33/CINCO DÍAS 26/EL ECONOMISTA 24

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)