Casi la mitad de las empresas españolas prevé una recesión en los próximos 5 años

La desaceleración económica, el descenso de las exportaciones y los mayores riesgos de deuda a futuro son tres de los factores que marcan el devenir de las empresas españolas en 2019.

El nuevo Informe Europeo de Pagos elaborado por Intrum, compañía líder en gestión de créditos y activos, apunta que el 44% de las empresas españolas encuestadas ve posible que se produzca una recesión en los próximos 5 años.

Sin embargo, esta cifra es nueve puntos menor que el promedio europeo (53%) y sitúa a España entre los cinco países más optimistas frente a la idea de una recesión, en línea con Francia.

Entre las casi 12.000 organizaciones entrevistadas en 29 países, las más positivas son las austriacas, ya que el 23% de las empresas de esa nacionalidad no prevé una recesión en los próximos cinco años. En el extremo opuesto se encuentra Grecia, donde el 93% de las compañías está preocupada por la recesión económica, bien porque considere que su país ya está inmerso en ese proceso, o bien porque cree que lo estará en los próximos años.

En la misma línea se encuentran las empresas italianas (84%), especialmente después de que, según el Instituto Nacional de Estadística (Istat), en enero de 2019 el país entrase oficialmente en recesión por tercera vez. Una situación, que, a pesar de haber sido ya superada por Portugal, continua sin calar en las empresas lusas, pues 8 de cada 10 siguen pensando que habrá una recesión a corto plazo.

En el ámbito nacional, las compañías gallegas (52%), las castellano y leonesas (52%) y las madrileñas (51%) son las que actualmente tienen peores previsiones sobre la situación económica del país, en línea con la media europea (53%), ya que más de la mitad de sus empresas cree que habrá una recesión antes de 2024.

En lado opuesto, las compañías más optimistas son las manchegas, donde apenas un 29% de los empresarios ve factible una recesión en cinco años, seguidas de las andaluzas, vascas y catalanas, con un 38%.

¿Cómo reaccionan los empresarios ante esta situación?

Intrum también ha querido conocer cómo reaccionan las empresas ante la ralentización de la economía en la eurozona y qué medidas de protección emplean para mantener su competitividad en el mercado.

Para afrontar esta incertidumbre, tanto las empresas españolas como las europeas prefieren, en primer lugar, establecer un plan de reducción de costes. Mientras el 45% de las compañías europeas escoge esta medida, en España el 38% elige esta opción.


(Fuente: Intrum)