Análisis de bolsa: Con un ojo puesto en Grecia

bolsas mercados

Nos temíamos que las elecciones griegas nos amargasen la fiesta alcista de las bolsas que tanto estábamos esperando con la puesta en marcha del QE por parte del BCE y así ha sido. Se confirmaron los pronósticos y Syriza ganó las elecciones el pasado domingo. Entre el lunes y el martes se formó gobierno con Alexis Tsipras a la cabeza como primer ministro y rápidamente se ha ido maniobrando la antesala de la que puede ser la gran tragedia griega para los mercados europeos. Las medidas tomadas por el nuevo gabinete griego, y las que vendrán, junto con las primeras reuniones mantenidas esta semana con los distintos organismos europeos han ido dando una de cal y otra de arena a los índices europeos.

Poco le importa a los mercados si los griegos quieren subir los salarios mínimos, seguir dándoles a sus funcionarios desorbitados sueldos que triplican los sueldos del sector privado o si ciertos sectores y sus profesionales pueden acceder a la jubilación a los 50 años. Cada país hace con su dinero lo que quiere siempre que sea capaz de tener equilibradas sus finanzas. Lo que los mercados temen es que finalmente los griegos digan que dejarán de pagar su deuda. Un impago de la deuda o una quita de ésta traerá consecuencias impredecibles para el resto de las economías del euro. Y ya sabemos que el inversor, miedoso por naturaleza con el dinero, necesita de certidumbre. La quiebra de Lehman Brothers y sus consecuencias pueden no ser nada comparado con esto si los dirigentes europeos y griegos no llegan a un pacto que valga a todos.

Queremos creer que esta semana el QE, que marcará una etapa en los países del euro, ha servido de contrapeso a los malos augurios griegos y al supuesto enfriamiento de la economía americana. Esperemos que la mecha de Draghi no se nos moje antes de tiempo debido a estos factores. El Ibex se ha comportado peor en la semana y en lo que llevamos de año respecto al resto de índices europeos. Nuestro sector bancario está suponiendo un enorme lastre al avance de índice español. El Ibex lleva en el año una subida del 1,20%, lejos del 7,7% del CAC o del 9,06% del DAX alemán. Bajadas superiores al 3% despiden el mes desde el otro lado del atlántico en sus dos selectivos principales S&P y DOW.

Por valores vemos a Iberdrola que ha tocado prácticamente el techo de su canal alcista tras un fuerte impulso alcista desde los 5,60 hasta los 6,24 euros. El viernes acabó cerrando en 6,13 y si baja de los 6 euros lo esperamos en el entorno de 5,75 euros para comenzar a cargar la cartera. Vemos enorme potencial en valores poco recomendados por los analistas. Mapfre, OHL e Indra pueden ser una buena apuesta. Del resto de títulos seguimos apostando por un puñado de buenos valores, con importantes dividendos, que están en tendencia y que no debemos vender más que, parcialmente, buscando hacer trading.

 

El Observador - JM