Altcoins: qué son y qué ofrecen

Altcoins

Las criptomonedas son ya conocidas por multitud de usuario que invierten en ellas. Su origen vino de la mano de Bitcoin en 2009, propuesto por Satoshi Nakamoto.

El Bitcoin es una moneda digital donde las transacciones se almacenan en una cadena de bloques sin necesidad de un intermediario, como puede ser un banco central.

De este concepto surgieron las altcoins que se definen, precisamente, como cualquier criptomoneda que no es un Bitcoin. Así, se trata de todas aquellas monedas digitales admitidas como criptomonedas.

Hoy en día, no se conoce con exactitud la cifra de altcoins, ya que es complicado determinar la cantidad de token creados cada mes.

El desarrollo de las altcoins es bastante sencillo, ya que, al igual que el Bitcoin, se compone con un código abierto. Con ello, se puede obtener el código y realizar los cambios que sean necesarias para adaptar la moneda a tu idea o proyecto.

Tanto es así que, criptomonedas como Ethereum ofrecen esta facilidad para desarrollar tokens sin tener que crear una red blockchain o una cadena de bloques nueva. De esta forma, se puede reducir, notablemente, los costes de desarrollo y financiar los proyectos más fácilmente.

¿Qué ofrecen las altcoins?

Las altcoins son las criptomonedas alternativas y ofrecen al usuario muchas de las ventajas que el Bitcoin. Entre ellas, vamos a comentar cuatro:

1. La utilidad

Las altcoins ofrecen soluciones visibles tanto para usuarios como para distintas industrias, facilitando o haciendo más sencillo el proceso de manufactura de las mismas.

En este sentido, la utilidad de estas criptomonedas ha logrado llevar a término proyectos como sistemas electorales, gestión y control de la energía, y trazabilidad de los alimentos.

2. La innovación

Pese a que el Bitcoin fue el precursor de las criptomonedas, la evolución y la aparición de estas alternativas dan lugar a soluciones actuales que no soluciona el Bitcoin.

De esta manera, mejoran aspectos de la tecnología de la primera criptomoneda, ofreciendo innovación a los usuarios.

3. La transparencia

Otro aspecto que ofrecen las altcoins es terminar con la opacidad de los datos. Esto es gracias a la cadena de bloques que hacen que cualquiera pueda conocer la información que contienen.

Además, esta información está verificada ya que es imposible de alterar, lo cual garantiza a sus usuarios la transparencia de la misma.

4. La descentralización

Por último, las altcoins no tienen un sistema central que gestione los datos como pasa en las monedas tradicionales.

Así, cualquiera puede ayudar a la red y ser recompensado por aportar su equipo.