Francia y Alemania critican que la Comisión Europea vete la fusión entre Siemens y Alstom

La decisión de la Comisión Europea de vetar la fusión entre Siemens y Alstom, que pretendía crear un gigante europeo del sector ferroviario, fue criticada ayer por parte de Francia y Alemania.

El ministro alemán de Economía, Peter Altmaier, anunció una "iniciativa germano-francesa" en contra de la decisión. "Estamos convencidos de que tenemos que repensar y modificar las reglas europeas de la competencia", indicó. Fuentes francesas también reclamaron "introducir mayor flexibilidad en la política europea de competencia, igual que se ha hecho en macroeconomía con el Pacto de Estabilidad".

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, explicó que la operación, planteada en 2017 con el fin de crear una gran corporación ferroviaria con una facturación conjunta de 15.300 millones de euros y más de 60.000 empleados, incumple las normas de competencia.

Ambas compañías tienen una cuota de mercado del 50% en Europa y, según Bruselas, tras la fusión resultaría un monopolio de los sistemas de señalización y los trenes de alta velocidad. "El impacto negativo era claro", reiteró la comisaria.

EL PAÍS 1,39/EL MUNDO 1,38/ABC 32/LA VANGUARDIA 1,57/EL PERIÓDICO 18,19/LA RAZÓN 32/CINCO DÍAS 1,8/EL ECONOMISTA 1,8


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)