El BCE aplaudió la compra de Banco Popular por parte del Santander

Banco Popular

El Banco Central Europeo (BCE) aplaudió ayer la compra de Banco Popular por parte del Santander, una solución que consideró "oportuna" ante la fuga de depósitos de la entidad. "Las razones que desencadenaron la decisión están relacionadas con problemas de liquidez", explicó el vicepresidente del BCE, Vitor Constancio. "No hubo que analizar la solvencia: el dinero estaba huyendo", detalló. También aclaró que la única responsabilidad del BCE en este caso se limita a haber declarado que la entidad era inviable. "El resto de decisiones corresponden al mecanismo de resolución", apuntó. El presidente del eurobanco, Mario Draghi, se limitó a apreciar la "rapidez" con que actuó la Junta Única de Resolución. El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, celebró la operación como "una prueba que se ha superado con éxito".

"El BCE rebajó las exigencias al Popular hace sólo seis meses" y suavizó los requisitos de capital, señala EL MUNDO. "El BCE se lava las manos en la venta del Popular al Santander", apunta ABC. Los diarios recuerdan que hace 11 meses la Autoridad Bancaria Europea aprobó con nota la solvencia de Popular ante posibles escenarios económicos adversos.

Por su parte el FROB aseguró ayer que hubo "total confidencialidad" sobre la operación y explicó que ejecutó la intervención por orden del BCE cuando los depósitos perdieron 60.000 millones de euros. Asimismo aclaró que no habrá ayudas públicas ni compensación "por posibles daños o indemnizaciones en materia legal". EL PAÍS dice que "el FROB vigiló al Popular cuatro días antes de quebrar". ABC asegura que el FROB "empezó a preparar un posible rescate del Popular hace dos semanas". EL ECONOMISTA indica que "Europa preparaba desde hace una semana la intervención". CINCO DÍAS titula: "El FROB: si no se intervenía Popular se ponía en dificultad la estabilidad financiera".

El presidente del banco desde el pasado mes de febrero hasta el miércoles, Emilio Saracho, explicó en un mensaje a sus directivos - adelantado por el diario digital Vozpopuli - que fue la propia entidad la que pidió la resolución en el momento en el que el Santander se ofreció como comprador, "uno de los contendientes que más interés y más capacidad tiene". "Los accionistas nunca tuvieron realmente una posibilidad de mantener el valor y cualquiera de las dos opciones que contemplábamos - la venta y la ampliación de capital - hubieran llevado el precio de la acción a un precio infinitamente menor al del cierre del martes", admitió. Asimismo reconoció que "la acción iba convergiendo hacia cero desde hacía meses", a pesar de que, como señalan los diarios, tanto la dirección del banco como los supervisores y el Gobierno defendieron la solvencia de la entidad hasta la semana pasada. "Esa era la realidad del mercado, y lo siento", lamentó Saracho.

Según LA VANGUARDIA, "la venta del Popular evitó que los clientes perdieran 25.000 millones". "10.000 millones menos en depósitos en dos meses", destaca EL PERIÓDICO. CINCO DÍAS apunta que la consigna de Santander es "retener a todos los clientes de Banco Popular".

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)