Comentario y análisis del cierre de la bolsa (martes 24 abril 2018)

Santander cede un -3,25% y rompe la buena racha del Ibex

La sorprendente reacción bajista que han registrado las acciones del Santander ha impedido al Ibex cerrar en verde por sexto día consecutivo. El selectivo se ha dejado un -0,39% con un claro culpable: Banco Santander, que al ponderar un 16% en el Ibex y perder hoy un -3,25%, ha provocado por sí solo un descenso de medio punto en el índice.

El resto de bolsas europeas han cerrado con suaves avances en un día en el que el eurodólar ha llegado a situarse por debajo del 1,22 pero que finalmente ha conservado ese nivel. La Bolsa de París ha sumado un 0,10% y la de Fráncfort un 0,08%.

Los inversores desayunaban hoy con unas cifras trimestrales del Santander que hacían presagiar otra jornada alcista, pero nada más lejos de la realidad. El banco comunicaba un aumento del 10% en el beneficio, que hubiera sido de nada menos que el 22% de no ser por la subida del euro en los últimos meses. Destacan las mejoras en el beneficio de Brasil (+27%), España (+26%) y EE.UU. (+52%). Las cifras han sido espectaculares si comparamos este primer trimestre con el mismo periodo del año pasado, pero no tanto si lo comparamos con el cuarto trimestre, motivo por el cual ha podido ser penalizada en bolsa.

Aunque sus cuentas han quedado ensombrecidas por las del Santander, también ha sido día de presentación de resultados para Enagás. A pesar de presentar unos números en línea con lo esperado, se ha dejado un -0,26% en el día de hoy. En ausencia de la partida contable ligada a GNL Quintero el año pasado, la gasista ha ganado este trimestre un 33% menos. Sin embargo, el Ebitda crece un 3,5% gracias entre otras cosas a la contribución de sus filiales y a la reducción de los gastos financieros, permitiendo así mitigar el impacto negativo de la caída de los ingresos regulados.

A mediodía CIE Automotive ha anunciado un aumento del 21% en los beneficios del primer trimestre además de una nueva mejora en sus objetivos marcados para el Plan Estratégico 2016-2020. La compañía, que es una de las aspirantes a suplir a Abertis en el Ibex-35, ha perdido un -0,59% en la sesión.

En el mercado del petróleo continúa la tendencia alcista, que ha disparado al barril Brent hasta los 75,50 dólares. Con unas perspectivas de demanda positivas (algo que quedó patente con las estimaciones de PIB del FMI de la semana pasada), en este caso parece que el motivo viene del lado de la oferta, amenazada por posibles sanciones a Irán, por la menor producción de países como Venezuela y por la apuesta del mercado a que la OPEP mantendrá los recortes. Las empresas españolas han traslado a bolsa esta subida del crudo con una avance del 0,64% para Técnicas Reunidas y del 1,27% para Repsol, que está rozando el nivel de los 16 euros que perdió hace seis meses.

Iberdrola ha presentado sus resultados al cierre indicando un crecimiento del 24% en el Ebitda y del 28,5% en el beneficio neto. Más allá de las cuentas, su futuro a corto plazo pasa por su particular guerra con Enel para hacerse con la brasileña Electropaulo, que cuenta con más de 18 millones de clientes y opera en la región más próspera de todo el país.

La agenda macroeconómica del día ha traído consigo sorpresas positivas en EE.UU. pero negativas en Europa. A media mañana se daban a conocer las lecturas de la encuesta IFO alemana, que se han situado por debajo de lo previsto. Para la vertiente de clima empresarial el consenso esperaba que subiese hasta los 104 puntos pero se ha llevado un chasco al descubrir que ha descendido hasta los 102,1 puntos. Algo parecido le ha ocurrido al IFO expectativas, que lejos de mejorar el dato de marzo, ha caído desde los 100,1 puntos hasta los 98,7.

En Wall Street el debate se centra en dónde hay más valor en estos momentos, si en una renta fija donde el bono a diez ha tocado hoy la rentabilidad del 3%, o en unas bolsas que llevan 9 años subiendo y donde los resultados de Alphabet han puesto en duda las altas valoraciones de las tecnológicas. La matriz de Google cotizaba poco después de abrir el mercado con un desplome del 3% en sus acciones debido a la reducción de los márgenes con los que opera la compañía.

En el caso de la deuda europea no se han producido cambios relevantes, esperando probablemente a posibles reacciones tras la reunión del Banco Central Europeo este jueves. La rentabilidad del bono alemán a diez años permanece en el 0,63% y la del español en el 1,30%.

Felipe López-Gálvez, MFIA
Analista de Self Bank
Desarrollo de contenidos, productos y servicios
Departamento de Marketing
Texto cedido por SelfBank