Comentario y análisis del cierre de la bolsa (jueves 26 abril 2018)

Draghi aplaza la decisión de retirar estímulos

Las bolsas occidentales han gozado de una jornada alcista marcada por la avalancha de resultados corporativos y por la reunión del BCE. En el Viejo Continente las ganancias han rondado el 0,70%, y Wall Street va camino de cerrar en positivo. El Ibex se ha movido en un rango de precio muy amplio y gracias a un arreón final ha conseguido reconquistar los 9.900 puntos al sumar un 0,45%.

Draghi ha mantenido exactamente el mismo tono que la reunión de principios de marzo. Aunque en cierto modo esto era previsible, el mercado ha echado en falta algún guiño a la retirada de estímulos. Sobre la reunión de junio ha dicho que los miembros del BCE todavía no han debatido nada al respecto. Por tanto, los inversores empiezan a temerse que no será en la cita de junio si no en la de julio cuando se anuncie un calendario más detallado del tapering.

Este retraso en las expectativas de subida de tipos ha provocado una reacción en cadena. Una de ellas ha sido la caída del euro frente al dólar (hasta 1,21), al reconocer Draghi que los últimos indicadores de confianza podrían derivar en una ralentización de la economía europea. En renta fija la compra de bonos ha generado una caída generalizada en las rentabilidades(desde 0,63% hasta 0,59% en el bono alemán a diez años y del 1,29% al 1,26% en el español).

Las palabras de Draghi no han sentado bien al sector bancario, que ya venía mostrando flaqueza al haber dado un aprobado raspado a las cuentas trimestrales presentadas por Sabadell y Bankinter a primera hora.
Al igual que le sucediese hace unas semanas a los bancos americanos y este martes a Banco Santander, los buenos resultados no se han traducido en subidas en bolsa.

Banco Sabadell vio aumentó un 32,8% el beneficio en el primer trimestre, alcanzando una cifra de 259,3 Mn€ que supera las previsiones de 210 Mn€ que venía barajando el consenso. A pesar del ruido político, la entidad catalana sumó 124.000 nuevos clientes en el periodo, lo que ha repercutido en un aumento del crédito concedido y de la cuota de mercado del banco. Tras algunos vaivenes, las acciones de Sabadell han acabado con caídas del -0,18%.

Por su parte, Bankinter también batía previsiones al mejorar en un 15% el beneficio y situarlo en 143 Mn€ (ligeramente por encima de los 139,6 Mn€ estimados). Al igual que Sabadell, y en contra de la tendencia del sector, Bankinter sí logró elevar el crédito un 3,3%. Su modelo de negocio y su escrupuloso control de la morosidad (de apenas el 3,03% en España) explican que sea la entidad española que cotiza con ratios más exigentes: PER estimado de 14x vs rango 9x-12x en el resto de bancos del Ibex. La entidad ha cerrado con un avance del 0,62% hoy.

Las acciones de Telefónica (+0,79%) se han mostrado muy volátiles durante una sesión en la que también ha publicado sus cuentas. Aunque el beneficio neto crece un 7,4% interanual, el mercado ha encontrado algunas sombras. Entre ellas la caída del -3,9% del OIBDA, el efecto divisa negativo y el frenazo en el ritmo de reducción de deuda que venía mostrando en trimestres anteriores.

Otras empresas españolas que han cotizado resultados han sido BME (+1,58% al cierre), Gas Natural (+0,87%) o Catalana Occidente (-0,70%).

En el apartado macroeconómico la EPA ha mostrado un incremento de la tasa de desempleo desde el 16,55% hasta el 16,74%, algo que históricamente siempre ha sucedido en los tres primeros meses del año. Sin embargo, lo lógico sería que en el segundo y tercer trimestre se genere un empleo suficiente como para que se cumplan los pronósticos del FMI, que hace poco dijo que la tasa de paro se reducirá hasta el 15,5% a cierre de año.

Felipe López-Gálvez, MFIA
Analista de Self Bank
Desarrollo de contenidos, productos y servicios
Departamento de Marketing
Texto cedido por SelfBank