Comentario y análisis del cierre de la bolsa (miércoles 10 de junio de 2020)

Nueva jornada bajista en las bolsas europeas, cerrando el IBEX 35 en 7.664 puntos (-1,14%)

Jornada con tono moderadamente bajista en los principales mercados de renta variable a nivel global, pendientes de las conclusiones de la reunión de la Reserva Federal (Fed) que se conocerán tras el cierre de las bolsas europeas. Si bien no se esperan cambios en el tipo de interés oficial de EEUU, la Fed publicará sus previsiones económicas de EEUU por primera vez desde el inicio de la pandemia. Unas proyecciones que podrían señalar una recuperación de la economía estadounidense en forma de U, en un contexto de progresiva reactivación de la actividad ante las medidas de desescalada que, sin embargo, aún está marcado por el elevado número de casos de contagio en algunos Estados. Asimismo, otro de los focos de atención se sitúa en si la autoridad monetaria introducirá nuevos estímulos monetarios, tras relajar el pasado lunes las condiciones de acceso a su programa de crédito Main Street para pequeñas y medianas empresas. Todo ello en una sesión en la que se ha conocido que la inflación de EEUU ha vuelto a retroceder en mayo por tercer mes consecutivo, hasta un 0,1% interanual (vs. 0,3% en abril).

Paralelamente, la evolución de las principales bolsas mundiales se ha visto lastrada por las negativas proyecciones del nuevo escenario macroeconómico de la OCDE. En concreto, el organismo internacional estima que la contracción del PIB global podría situarse en un 6% anual en 2020 (superior a la previsión del Banco Mundial de un 5,2% anual), sin descartar que pueda producirse un escenario más adverso con una caída de un 7,6% anual en caso de un rebrote de la pandemia. Ante esta fuerte recesión de la economía mundial, sin precedentes en tiempos de paz, la OCDE ha advertido sobre la necesidad de apoyar a los sectores más vulnerables, como las aerolíneas, para preservar el tejido empresarial y evitar un deterioro estructural del mercado laboral.

Adicionalmente, los precios del petróleo experimentan nuevos retrocesos tras conocerse que los inventarios semanales de crudo de EEUU han repuntado nuevamente, en 5,72 millones de barriles, frente a las expectativas del consenso del mercado de una reducción de 1,7 millones de barriles.

Por otro lado, en la sesión de hoy han surgido nuevos rumores respecto a la posibilidad de que el BCE cree un “banco malo” que absorba parte de los activos tóxicos del sistema financiero de la Eurozona tras la crisis. Sin embargo, a pesar del repunte inicial de los índices bancarios, los avances se han diluido a lo largo de la sesión cerrando el Stoxx Banks con pérdidas por segunda jornada consecutiva (-1,98%, frente a -3,78% ayer).

En Europa, sus principales índices bursátiles han continuado con la senda bajista iniciada ayer, si bien con caídas moderadas. En concreto, el DAX alemán ha retrocedido un 0,70%, el CAC francés un 0,82% y el IBEX 35 un 1,14%.

En España, el IBEX 35 ha retrocedido por debajo de los 7.700 puntos en su segunda jornada consecutiva en rojo, cerrando en 7.664 puntos. Al igual que en la sesión de ayer, IAG ha protagonizado la mayor caída (-7,16%), lastrado por las negativas perspectivas del sector de las aerolíneas, seguido de Mediaset (-6,32%) y Meliá Hotels (-4,95%). En contraste, los mayores avances se han registrado en Cellnex (+3,59%), Bankia (+3,07%) e Inditex (+1,91%), tras su presentación de resultados del 1T de 2020.

En Estados Unidos, sus principales índices bursátiles muestran de nuevo un comportamiento divergente a cierre de sesión europea. El Nasdaq continúa con su tendencia alcista y supera el umbral de los 10.000 puntos (+0,64%), mientras que el S&P 500 retrocede ligeramente (-0,37%).

Renta fija

Jornada mixta en los mercados de renta fija soberana europea, con repunte de TIRes en los bonos soberanos de los países del sur de Europa, ante la incertidumbre respecto al impacto real de la crisis sanitaria sobre la economía global y la evolución de la pandemia.

En España, el Tesoro realizó ayer su primera emisión sindicada a un plazo de 20 años, enmarcada en el programa para hacer frente a las necesidades de financiación derivadas del Covid-19. En concreto, emitió 12.000 millones de euros (tras superar su demanda los 78.300 millones de euros), con un 83% de participación de inversores no residentes. La rentabilidad se situó en un 1,251%. En este contexto, en el mercado secundario, el interés del bono español a 10 años ha repuntado por encima de un 0,60% (+4 pb).

Por su parte, la TIR del bono italiano a 10 años ha aumentado en 5 pb hasta un 1,546%. En contraste, la del bono alemán a 10 años ha retrocedido 2,3 pb hasta un -0,335%.

Fuera de la Eurozona, la rentabilidad del bono a 10 años de Reino Unido se ha reducido 6,9 pb hasta un 0,264%.

Por otro lado, la TIR del Treasury estadounidense a 10 años continúa retrocediendo significativamente, y se sitúa a cierre de sesión europea en torno a 0,78% (-4,5 pb).


Autores:

Andrés Aragoneses de Andrea
Analista de Singular Bank
Departamento de Desarrollo de contenidos, productos y servicios

Felipe López-Gálvez, MFIA
Analista de Singular Bank
Desarrollo de contenidos, productos y servicios
Departamento de Marketing

Victoria Torre
Analista de Singular Bank
Responsable de desarrollo de contenidos, productos y servicios

(Texto elaborado por Singular Bank)