AENA APORTARÁ AL ESTADO INGRESOS DE 500 MILLONES en DIVIDENDOS

El presidente de AENA, Jaime García-Legaz, aseguró ayer ante la junta de accionistas que la titularidad pública del 51% del gestor aeroportuario "no es impedimento para que siga creciendo y mejorando en sus cifras de tráfico y resultados económicos", así como en la calidad de sus servicios que, subrayó, "no es negociable".

AENA cerró el ejercicio 2017 con unos ingresos de 4.028 millones, un 6,8% más que en el año anterior, y un beneficio neto de 1.232 millones. Ayer la junta aprobó un pago por dividendo de 6,5 euros por título, lo que supone un 80% del resultado de la compañía, 975 millones de euros. De ellos, 497 millones irán a parar al Estado a través de la sociedad pública Enaire.

García-Legaz, en la que era su primera junta de accionistas al frente de la compañía, anunció que antes del verano se aprobará el plan estratégico 2018-2021, que incorpora un modelo de internacionalización para ampliar su participación en aeropuertos extranjeros - ya lo hace en 16 - con el foco puesto en Japón, si bien indicó que es "pronto para hacer una lista de países". También aclaró que no será "a cualquier precio".

El otro eje del plan es el desarrollo de "ciudades aeroportuarias", que incluye un proyecto inmobiliario para comercializar casi 5 millones de metros cuadrados en los aeropuertos de Madrid y Barcelona destinados a complejos hoteleros, edificios de oficinas y actividades logísticas con el fin de "diversificar la actividad del aeropuerto".

EL PAÍS 42/EL MUNDO 39/ABC 38/LA VANGUARDIA 53/LA RAZÓN 31/ CINCO DÍAS 12/EL ECONOMISTA 13


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)