Resultados CaixaBank 2019: beneficio de 1.705 millones, un 14,1% menos

caixabank

El Grupo CaixaBank obtuvo en 2019 un beneficio atribuido de 1.705 millones de euros, un 14,1% menos que en el mismo periodo del año anterior. El resultado del Grupo se incrementa un 20,4% respecto al ejercicio anterior, hasta los 2.390 millones de euros, si se excluye el acuerdo laboral alcanzado en el segundo trimestre que supuso un gasto bruto de 978 millones de euros (685 millones de euros netos). El ROTE se eleva al 10,8% sin este efecto.

La contribución al resultado del Grupo por negocios ha sido: bancario y seguros (1.060 millones); participaciones (313 millones) y BPI (332 millones).

Con una base de 13,7 millones de clientes en España, CaixaBank es el banco principal para uno de cada cuatro clientes minoristas. El modelo de proximidad de la entidad que fomenta la vinculación de los clientes, el éxito comercial, la innovación y una plataforma única de distribución omnicanal permiten aumentar y alcanzar sólidas cuotas de mercado en los principales productos y servicios como nóminas domiciliadas, ahorro a largo plazo, fondos de inversión, planes de pensiones, seguros de vida, crédito a empresas, entre otras. Además, la entidad refuerza su liderazgo en banca digital con 6,5 millones de clientes digitales.

Los ingresos core, que se sitúan en 8.316 millones de euros en 2019 (+1,2%), han consolidado su crecimiento durante el segundo semestre apoyando los resultados de la entidad. El margen de intereses asciende a 4.951 millones de euros (+0,9% respecto a 2018) debido principalmente a los mayores ingresos de crédito por el incremento de volumen de negocio, al ahorro en la financiación minorista e institucional y a la mayor aportación del negocio asegurador.

Por otra parte, los ingresos por comisiones se sitúan en 2.598 millones, +0,6% respecto a 2018, con un buen comportamiento respecto al tercer trimestre (+5,7%) y al mismo trimestre del ejercicio anterior (+7,5%).

Los ingresos por dividendos incluyen en el segundo trimestre de ambos ejercicios el dividendo de Telefónica por 104 millones de euros. Asimismo, en el segundo trimestre de 2019 se registraron 46 millones de euros correspondiente a BFA. Por otro lado, el cuarto trimestre de 2018 incluía un dividendo de 23 millones de euros por la participación remanente en Repsol en aquel momento.

Además, en el cuarto trimestre se ha registrado la contribución al Fondo de Garantía de Depósitos por 242 millones de euros (228 millones de euros en 2018). En el segundo trimestre se incluyó la contribución al Fondo Único de Resolución por importe de 103 millones de euros (97 millones de euros en 2018). Por otra parte, se produce una fuerte reducción de cargas inmobiliarias como consecuencia de la venta del negocio inmobiliario, formalizada en el cuarto trimestre de 2018.

Por tanto, el margen bruto alcanza los 8.605 millones. En la evolución del margen bruto (-1,8%) influye la reducción de los resultados de entidades valoradas por el método de la participación (-48,5%), como consecuencia de la no atribución de Repsol y BFA. El margen bruto, sin considerar la aportación en ambos ejercicios de Repsol y BFA, crecería un 3%.

La partida de ganancias/pérdidas en baja de activos refleja una evolución interanual del -77,3%, esencialmente, por eventos extraordinarios que se produjeron en 2018 como el registro del resultado negativo derivado del acuerdo de venta de la participación en Repsol y las pérdidas generadas por el cambio en la clasificación contable de la participación de BFA.


(Fuente: Caixabank)