RATO Y BLESA, AL BANQUILLO POR LAS TARJETAS BLACK

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu decretó ayer la apertura de juicio oral contra los expresidentes de Caja Madrid Rodrigo Rato y Miguel Blesa y otros 64 imputados por el caso de las tarjetas black. El instructor aprecia indicios "racionales y fundados de criminalidad" en la entrega y uso fraudulento de las tarjetas B, "emitidas fuera del circuito ordinario" y sin control legal. La vista se celebrará en la Sección Cuarta de lo Penal en una fecha aún por determinar.

La Fiscalía Anticorrupción acusa a ambos de un delito de apropiación indebida. Pide cuatro años y medio de prisión para Rato, además de exigir el reintegro de los 2,69 millones de euros que los responsables de la entidad cargaron a las tarjetas durante su presidencia, entre febrero de 2010 y mayo de 2012. Para Blesa pide seis años de prisión y 9,34 millones de euros de indemnización solidaria. Además, el fiscal reclama a la Audiencia Nacional que imponga a Rato una multa de 108.000 euros. El expresidente de Bankia ha devuelto ya la práctica totalidad de los 99.054 euros que cargó a su tarjeta.

Por su parte, Bankia y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que ejercen de acción particular, acusan a Rato y Blesa de administración desleal aparte de apropiación indebida. Bankia reclama cuatro años de cárcel para Blesa y tres para Rato. El FROB pide cuatro años y nueve meses para Blesa, tres años para Rato y dos años y nueve meses para Ildefonso Sánchez Barcoj, ex número dos de la entidad. UPyD, también personado como acusación particular, reclama diez años de prisión para Rato, Blesa y Sánchez Barcoj.

EL PAÍS 22/EL MUNDO 28/ABC 38/LA VANGUARDIA 1,55/EL PERIÓDICO 1,22,23/LA RAZÓN 1,30/CINCO DÍAS 1,20/EL ECONOMISTA 8


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)