EL PARO CRECERÁ EN TODO EL MUNDO EN 2016 Y EN 2017

Paro

El desempleo seguirá creciendo en el mundo tanto en 2016 como en 2017, según los últimos cálculos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que presentó ayer su informe anual Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: Tendencias 2016. Según sus estadísticas, 2015 acabó con 197,1 millones de personas sin trabajo, 27 millones más que antes de la crisis de 2007. La OIT prevé que en 2016 otros 2,3 millones de trabajadores se conviertan en desempleados, lo que elevaría el total de parados al final de este año a 199,4 millones, a los que se podrían sumar 1,1 millones de personas sin trabajo en 2017.

En lo que respecta a España, el informe recuerda que en 2015 la tasa de desempleo para personas mayores de 16 años disminuyó en 2 puntos porcentuales, hasta situarse en el 22,4%. De acuerdo con las proyecciones de la OIT, se espera que esta tendencia a la baja continúe durante los años 2016 y 2017, alcanzando un 21,5% en 2016 y un 21,3% en 2017.

El aumento del número de demandantes de empleo vendrá principalmente de los países emergentes y en desarrollo, según el informe, en particular los de América Latina, así como de algunos países asiáticos (especialmente, China), además de varios países árabes exportadores de petróleo. El director general de la OIT, Guy Ryder, dijo ayer en rueda de prensa que "la significativa desaceleración de las economías emergentes, junto a una drástica disminución de los precios de las materias primas, tiene un efecto negativo sobre el mundo del trabajo".

Este aumento del paro en los países emergentes y en desarrollo contrasta con la mejora de la tasa de desempleo de las economías desarrolladas, que bajó de 7,1% en 2014, a 6,7% en 2015. "En numerosos casos, sin embargo, estas mejoras no fueron suficientes para colmar el déficit del empleo que se generó como resultado de la crisis financiera mundial". Uno de los problemas principales es que muchos de los empleos son precarios, por ser temporales, a tiempo parcial o mal remunerados.

No obstante, las proyecciones para el crecimiento del empleo son más pesimistas, dado que la OIT estima que será del 0,9% en 2016 y que será nulo en 2017, mientras que fue del 1,8% en 2015. El jefe del departamento de Investigación de la OIT, Raymond Torres, dijo que "hay cierta recuperación", pero añadió que "desde el punto de vista del empleo la situación todavía es preocupante", en tanto hay más del 20% del desempleo, una de las tasas más altas en Europa y del mundo desarrollado. Además, mientras que la temporalidad media de los países europeos se sitúa en el entorno del 15%, hay un grupo de países, como Países Bajos, Portugal y España, en los que la cifra supera el 20%.

LA VANGUARDIA 59/EL PERIÓDICO 1, 25/CINCO DÍAS 27


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)