¿Qué son la mesoeconomía y metaeconomía?

A pesar de que los conceptos de microeconomía y macroeconomía son los más extendidos, se han unido dos nuevas tendencias o vertientes de la economía que son la mesoeconomía y la metaeconomía. ¿Pero qué significan? El comparador financiero y de préstamos rápidos WannaCash.es nos lo explica a continuación.

Mesoeconomía y metaeconomía: su significado

A pesar de que tradicionalmente el estudio de la economía estaba dividida en dos grupos (macroeconomía y microeconomía), recientemente algunos economistas han introducido dos nuevos conceptos con vistas al desarrollo económico. Hablamos de la mesoeconomía y metaeconomía. Dos tendencias que han aparecido de la nada en cuestión en los últimos años y que van a dar mucho que hablar.

La mesoeconomía es considerada como un nivel intermedio entre la microeconomía y la macroeconomía. Se refiere al juego de los mercados y las diferentes actividades económicas. En este campo se estudia cómo afecta la situación coyuntural al desenvolvimiento económico global y a la relación entre los agentes económicos.

Por lo que en la mesoeconomía se analizan factores como las comunicaciones, las reglamentaciones del comercio, las políticas en provincias y regiones, el transporte, los sectores productivos, etc. Es decir, factores que no pueden ser explicados por otras divisiones debido al avance de las comunicaciones y a los agentes económicos y su forma de interactuar.

En cuanto a la metaeconomía, se refiere a los enfoques humanísticos de la economía respecto al ser humano. De tal forma que podamos evaluar de una forma más clara la diferencia entre esos elementos que enriquecen a todo el sistema en el que están los seres humanos, y los elementos que lo empobrecen, generando crisis o inestabilidades sociales.

En otras palabras, por medio de la metaeconomía podremos disponer de una herramienta científica para auditar el sistema y analizar los modelos de organización económica sobre el medio y la sociedad. El resultado permitirá definir la riqueza real de cada nación, para así contemplar cómo la cuestión cultural afecta a la economía de un país. Un factor que empieza a ganar peso debido a su más que demostrada influencia en el mundo.

Por lo tanto, estamos ante dos nuevas divisiones de la economía, de las que ahora conoces su significado, y que surgen frente a la necesidad de tener en cuenta otros factores que nos ayuden a explicar mejor cómo funciona la economía del país.