Los accidentes laborales con baja aumentan

Trabajadores (Foto Endesa)

La Unión General de Trabajadores (UGT) denuncia, una vez más, que dos personas fallecen al día por un accidente laboral, 13 sufren un accidente grave, 1.579 un accidente leve y 1.920 un accidente que no causará baja. El sindicato señala que, durante los cuatro primeros meses del año, se han producido un total de 421.651 accidentes laborales, una cifra que aumenta un 1,8 respecto a 2017, propiciado principalmente por el aumento de los accidentes con baja que han aumentado un 4,2% (7.681 más) hasta situarse en 191.238.

De los accidentes con baja, 164.333 ocurrieron durante la jornada laboral, (aumentan en 5.597 es decir, un 3,5 %) y 26.905 fueron accidentes in itinere (con un incremento más marcado ya que aumentan en 2.084, un 8,4%).

Los accidentes sin baja continúan siendo más elevados que los accidentes con baja

UGT destaca que los accidentes sin baja (230.413 hasta abril) continúan siendo más elevados que los que provocan baja. Esto sucede porque las Mutuas han endurecido los criterios para conceder las bajas laborales, reservándolas a los casos con mayor gravedad, pero también porque se está produciendo un trasvase de accidentes que deberían haberse calificado como leves hacia accidentes sin baja.

De los 164.333 accidentes de trabajo con baja en jornada laboral, el 70% afectaron a varones (115.782), mientras que el 30% restante afectaron a mujeres (48.551). Según gravedad, se registraron 1.256 accidentes graves, 58 más que en el mismo periodo del año anterior (+4.8%), y un total de 161 accidentes mortales, 8 menos que en igual periodo del año anterior (-4,7%).

El 27% de los accidentes producidos en jornada laboral han sido sufridos por un trabajador o trabajadora con menos de 35 años (45.068), de ellos 13 han sido mortales. El 58% de los accidentados en jornada laboral tenían una edad comprendida entre los 35 y 54 años, con un total 96 mortales, y es especialmente llamativo que, en el tramo de entre 50 y 54 años son 39 los trabajadores que han fallecido por accidente laboral. Los trabajadores y trabajadoras mayores de 54 años, por último, han sufrido un total de 23.321 accidentes laborales en jornada laboral, de ellos 52 mortales.

La industria manufacturera sigue siendo la actividad con mayor número de accidentes con baja con 31.884, seguida de comercio con 23.009 y construcción con 19.946. Está demostrado que la temporalidad va de la mano de la siniestralidad laboral, los trabajadores temporales sufren una falta de formación e información en materia de riesgos laborales, esencial para garantizar su seguridad y salud en el trabajo. Además, pueden llegar a asumir riesgos que quizá los trabajadores indefinidos no asumirían por temor a perder su puesto de trabajo.

Aumentan los accidentes mortales en el sector servicios

En cuanto a los accidentes mortales, UGT destaca que, en el primer cuatrimestre de 2018, 195 personas han fallecido en accidentes de trabajo y que, de esos fallecimientos, 161 ocurrieron durante la jornada de trabajo y 34 fueron in itínere.

El sector servicios, con 99 muertes, es en el que más se han incrementado los fallecimientos con 18 más que en el primer cuatrimestre de 2017, un 22% más. En el resto de sectores se produce un descenso de la mortalidad, pero el número de fallecidos continúa siendo muy elevado ya que hay 29 fallecimientos en industria, 18 en construcción y 15 en el sector agrario.

Las causas más frecuentes de muerte por accidente laboral durante la jornada de trabajo siguen siendo los infartos o derrames cerebrales con 84 fallecimientos y los accidentes de tráfico con 29. En cuanto a los fallecimientos in itinere, las causas más frecuentes fueron los accidentes de tráfico con 30 fallecidos y los infartos y derrames cerebrales con 4.

El índice de incidencia de los accidentes mortales asciende a 0,261 accidentes mortales por cada 100.000 trabajadores, disminuyendo en un 8% respecto al dato del mismo periodo de 2017. El sector agrario está a la cabeza en cuanto al índice de incidencia de los accidentes mortales con 0,545 fallecimientos por cada 100.000 trabajadores, seguido muy de cerca de construcción con un 0,535 y, en último lugar, y como viene siendo habitual, encontramos el sector servicios, que aun siendo el que mayor número de accidentes mortales acumula, es el que tiene menor índice de incidencia 0,209 debido a la gran cantidad de trabajadores y trabajadoras que aglutina dicho sector. Además, es el único en el que se ha registrado un aumento del 18% en su índice de incidencia de accidentes mortales.


(Fuente: UGT)