Las nuevas medidas para luchar contra la desigualdad laboral

El pasado 1 de marzo, con la llegada de los “viernes sociales” del gobierno de Pedro Sánchez, se aprobaron una serie de medidas relacionadas con la igualdad laboral que ya están en marcha desde hace unas semanas, y que están formuladas en la ley de igualdad que el partido socialista propuso el pasado 2018.

El comparador financiero www.wannacash.es indica que estas medidas de igualdad laboral están centradas en combatir la brecha salarial, los planes de igualdad en las empresas, los permisos de paternidad y las cotizaciones sociales.

1. La lucha contra la brecha salarial entre hombres y mujeres

Las empresas están obligadas, a partir de este decreto ley, a registrar los sueldos medios de la plantilla de más de 50 trabajadores según el sexo, la categoría profesional, el grupo al que pertenecen, el puesto en los que están y el sueldo que perciben por su trabajo.

El objetivo principal de esta medida es la de evitar la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres que en España, en algunos ámbitos laborales, llega a ser de un 23% por desempeñar las mismas funciones.

2. La implantación de los planes de igualdad en las empresas

A lo largo de estos tres años, las empresas que tengan más de 50 trabajadores deberán incorporar de manera progresiva los planes de igualdad, mientras que, en el caso de las empresas con más de 200 trabajadores, deberán hacerlo en un año.

Este plan de igualdad consiste en crear entornos donde las mujeres no se vean acosadas ni que sean excluidas por su condición sexual, favorecer la igualdad en los procesos de selección y contratación, obtener una igualdad salarial en el desempeño del mismo cargo laboral y fomentar la conciliación personal, familiar y laboral.

3. Los permisos de paternidad

También se ha discutido sobre la ampliación de las bajas de paternidad. Con este nuevo decreto ley, siguiendo los modelos del resto de los países de la Unión Europea, se extenderá hasta las 16 semanas de baja que se intentará ampliar durante los siguientes tres años.

Así mismo, no se podrá transferir entre los progenitores y se podrá disfrutar en cualquier momento a lo largo de los primeros doce meses tras el nacimiento del bebé. El propósito de esta medida es la de mejorar la conciliación familiar entre hombres y mujeres.

4. La recuperación de las cotizaciones sociales

Este nueva medida no aparecía en la ley que se propuso el año pasado y consiste en la recuperación de este tipo de cotizaciones para aquellas personas, en su mayoría mujeres, que deben dejar su trabajo para poder cuidar de las personas mayores o de las personas con discapacidad.

El objetivo principal es acabar con la brecha salarial de las pensiones, puesto que la desigualdad del reparto de estas en las mujeres es de un 40%, llegando a cobrar al mes 370 euros como consecuencia de haber dejado de trabajar para el cuidado de personas que requieran de la atención de un familiar.