LA BANCA, obligada a DEVOLVER MÁS DE 4.000 MILLONES POR LAS CLÁUSULAS SUELO

El Tribunal de Justicia de la UE sentenció ayer que las cantidades abonadas por las cláusulas suelo "abusivas" y "poco transparentes" de las hipotecas deberán ser devueltas a los clientes con efectos retroactivos, esto es, desde que se activaron y no sólo desde la fecha de la sentencia del Tribunal Supremo de 2013.

El fallo sostiene que la restricción impuesta por el Supremo es contraria a la normativa comunitaria y rechaza que se pueda aplicar una retroactividad limitada en el tiempo, que considera "incompleta e insuficiente", ya que la nulidad por falta de transparencia afecta al inicio del contrato. "La declaración judicial del carácter abusivo de las cláusulas debe tener como consecuencia el restablecimiento de la situación en la que se encontraría el consumidor de no haber existido dicha cláusula", señala. Por tanto, el Tribunal europeo "se opone a una jurisprudencia nacional que limita en el tiempo los efectos restitutorios vinculados a las cláusulas abusivas".

Esta sentencia, que no es recurrible y obliga a los bancos a devolver el dinero, fue recibida con pesar por el sector financiero. El Banco de España cifró en unos 4.200 millones de euros la cantidad que tendrán que devolver. Otras estimaciones la elevan hasta los 7.000 millones. Según calcula ABC, supondrá un impacto del 25% en el beneficio conjunto del sector. Los diarios reflejan que los bancos provisionaron parte de esa cantidad tras la sentencia del Supremo, aunque calculando las devoluciones a partir de 2013 y no con retroactividad, que se remonta a 2009, cuando empezaron a bajar los índices hipotecarios. Asimismo indican que los bancos no devolverán el dinero de forma automática, ya que los clientes afectados tendrán que reclamarlo judicialmente.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó ayer que el sistema bancario español es "solvente" y podrá hacer frente a los efectos de la sentencia, cuyas consecuencias "hay que aceptar".

Ayer Gobierno y PSOE iniciaron conversaciones para abordar la manera de realizar las devoluciones. El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, mantuvo una reunión de urgencia con el ministro de Justicia, Rafael Catalá. Ambos coincidieron en la necesidad de que se establezca "inmediatamente" un procedimiento "rápido" para la resolución extrajudicial de las reclamaciones. "Queremos no abocar a dos millones de posibles afectados a seguir un proceso judicial que puede ser largo, prolijo y costoso", subrayó Hernando. Por su parte, Catalá señaló que el Gobierno estudiará la sentencia pero adelantó que la solución debe venir de mano de acuerdos de los bancos con sus clientes, ya que cada entidad tenía sus propias condiciones contractuales.

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)