El IPC adelantado se mantiene estable en el 2,2% en agosto

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en el mes de julio es del
2,2%, una décima inferior a la registrada el mes anterior.

Los grupos con mayor influencia negativa en la disminución de la tasa anual son:

> Alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya variación desciende siete décimas y se sitúa
en el 1,8%. Destacan en esta evolución la bajada de los precios del pescado y marisco y los
aceites y grasas, frente a las subidas del año pasado, y la disminución de los precios de las
frutas, mayor que la de 2017.

> Ocio y cultura, que reduce su tasa más de un punto, hasta el –0,6%, como consecuencia,
fundamentalmente, de que los precios de los paquetes turísticos aumentan este mes menos
que en julio de 2017.

> Transporte, con una variación anual del 5,9%, dos décimas por debajo de la del mes
anterior. Este comportamiento se debe al descenso de los precios del transporte aéreo de
pasajeros, que se incrementaron el año anterior, y a que los precios de los carburantes y
lubricantes bajan más este mes que el mismo mes de 2017.

Por su parte, los grupos que destacan por su influencia positiva son:

> Vivienda, cuya tasa aumenta más de un punto y se sitúa en el 3,7%, a causa de la subida
de los precios de la electricidad, el gas y, en menor medida, el gasóleo para calefacción,
frente a las bajadas registradas el pasado año.

> Hoteles, cafés y restaurantes, con una variación del 2,0%, tres décimas más que la de
junio, debido en su mayor parte a que los precios de los servicios de alojamiento suben este
mes más de lo que lo hicieron en julio de 2017.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no
elaborados ni productos energéticos) disminuye una décima hasta el 0,9%, con lo que
continúa más de un punto por debajo de la del IPC general.


(Fuente: INE/Ministerio de Economía)