España lograría en 2018 su primer superávit primario tras dejar la crisis atrás

Según informa LA RAZÓN, el Estado está a punto de recuperar su capacidad de ahorro, algo que no sucedía desde 2007, año previo al desencadenamiento de la crisis financiera que desembocó en la recesión global. El Gobierno prevé un superávit primario del 0,5% para 2018, el primero en once años, que se incrementará hasta el 1,3% en 2019, según los datos recogidos en la última actualización del Programa de Estabilidad remitido por el Ejecutivo a la Comisión Europeo. El superávit primario es el saldo entre lo que el Estado ingresa a través de los impuestos, y lo que gasta en pagar a los funcionarios y poner en marcha sus políticas. No incluye lo que se abona en concepto de intereses de la deuda. Tampoco incluye a las comunidades autónomas ni a la Seguridad Social.

Más allá del modesto ahorro que este superávit pueda generar -unos 4.000 millones, teniendo en cuenta que el PIB previsto para 2018 es de 1,2 billones de euros-, a juicio de LA RAZÓN lo relevante del indicador es el cambio de tendencia que supone. Para este ejercicio, las proyecciones presupuestarias recogidas en el Programa de Estabilidad prevén un déficit primario del 0,4%, mientras que el año pasado se cerró con un desequilibrio del 1,7%. La estrategia fiscal del Gobierno pasa porque la ratio de ingresos crezca del 37,9% del PIB en 2016 al 38,7% en 2020, gracias a la consolidación de las medidas normativas aprobadas recientemente y por la buena marcha de la economía".

LA RAZÓN 37

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)