El Supremo no revisará las sentencias firmes dictadas de cláusulas suelo

El Tribunal Supremo ha rechazado la revisión de las sentencias firmes dictadas antes de la doctrina europea que exige la retroactividad total de las cláusulas suelo. Así se desprende de la doctrina aplicada por el Alto Tribunal en un reciente auto sobre un recurso de clientes de Banco Popular, que rechaza cambiar un fallo con el argumento de que no es posible revisar una sentencia firme por el hecho de que con posterioridad se haya establecido una jurisprudencia incompatible.

Según recuerdan los diarios, la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en este sentido fue dictada el pasado 21 de diciembre de 2016. Un juzgado de primera instancia falló en octubre de 2016 y en firme a favor de los mencionados clientes, obligando a la entidad a devolver las cuantías cobradas irregularmente desde mayo de 2013, como había fijado el Supremo en su sentencia sobre cláusulas suelo nulas.

Posteriormente, y ante el dictamen del Tribunal de Justicia de Luxemburgo que rechaza esa retroactividad limitada y obliga a los bancos a devolver todo lo cobrado de más, esos clientes pidieron revisar la sentencia. Sin embargo, el Supremo rechaza reformularla en base al principio de cosa ya juzgada, porque la sentencia del TJUE "no es un documento a efectos de lo previsto en la regulación de las demandas de revisión de la Ley de Enjuiciamiento Civil", según el magistrado Rafael Saraza Jimena, ponente del auto.

Los diarios inciden en que el fallo afecta sólo a sentencias declaradas firmes de acuerdo con las partes, pero no a las que estén en curso o recurridas ante instancias superiores, que suele ser lo habitual. Por eso desde las entidades aclaran que esta doctrina afecta a una minoría de casos.

EL PAÍS 37/EL MUNDO 1, 82/ABC 35/LA VANGUARDIA 63/EL PERIÓDICO 24, 25/LA RAZÓN 41/20 MINUTOS 1, 6/CINCO DÍAS 35/EL ECONOMISTA 1, 6

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)