El Gobierno aprueba el Plan PIVE 8 con 225 millones en fondos

El Gobierno aprobó ayer la octava edición del plan PIVE de incentivo a la compra de coches nuevos a cambio de achatarrar uno antiguo. Contará en esta ocasión con un presupuesto de 225 millones de euros, anunció ayer la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Los periódicos explican que se trata de la mayor dotación otorgada hasta el momento dado que, en las anteriores ediciones, se había aprobado hasta un máximo de 175 millones de euros. El objetivo es que esta dotación dure al menos hasta que acabe la legislatura. La principal novedad de este nuevo plan PIVE 8, es precisamente el monto de las ayudas. Los profesionales del plan, que podrán ser "particulares, profesionales autónomos, microempresas pequeñas y medianas empresas" obtendrán una subvención de 750 euros aportada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y otros 750 euros por parte del fabricante o punto de venta. En total, 1.500 euros frente a los 2.000 que correspondían por coche en las anteriores ediciones.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, explicó que el objetivo de la medida es intensificar la sustitución de vehículos para reducir su edad media y lograr ahorros de energía. Esta sustitución, indicó Sáenz de Santamaría, habrá permitido ahorrar 412 millones de litros de combustible al año, así como la importación de más de 2,5 millones de barriles de petróleo".

ABC 38/LA VANGUARDIA 63/LA RAZÓN 32/CINCO DÍAS 1, 9

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)