El Eurogrupo confirma una ralentización mayor de lo esperado en el crecimiento

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona constataron ayer una ralentización mayor de lo esperado del crecimiento, al tiempo que admitieron que será necesario actuar ante los riesgos políticos que pesan sobre la economía. Reunidos ayer en Bruselas, señalaron una revisión a la baja de las perspectivas de crecimiento económico de seis décimas en 2019, hasta el 1,83%.

El presidente del Eurogrupo, Mario Centeno, explicó que la foto de la economía europea "es mixta", y que si bien existe una ralentización del ritmo de crecimiento, sus fundamentos siguen siendo "sólidos" y han mejorado el empleo y la inversión. Según Centeno, la economía de la eurozona lleva 22 trimestres consecutivos creciendo". Sin embargo, advirtió: "Varias veces en el último año hemos puesto demasiado a prueba esta recuperación, de modo que los riesgos se han acumulado". Entre ellos, según señaló, "sobre todo los políticos". El presidente del Eurogrupo recomendó en consecuencia: "evitar la complacencia y ser muy cuidadosos con el diseño de las políticas".

Por su parte, el comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici, insistió ayer en descartar la llegada de un periodo de recesión económica en la zona euro, a pesar de que una de sus principales economías, la italiana ya ha entrado en crecimiento negativo. Según señaló, "existe el consenso de que estamos en una ralentización, pero eso no significa amenaza de recesión".


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)