Economía de las apps en España

apps españa

Las apps han representado un cambio en la economía tal cual la conocíamos. De hecho, tras su aparición, la economía ha mutado de forma significativa al asimilar su papel como nuevo factor de creación de valor. Esto es lo que se ha denominado como economía de las apps.

Así es, expertos como Esteve Almirall de Esade, han señalado que las apps se han convertido en un nuevo factor de creación de valor, por su gran trascendencia e importancia. Ante las apps hay millones de empleos que se hacen posibles tanto para su creación como para su distribución.

Por eso, analizar la economía de las apps en España se hace tan relevante. En efecto, tal y como indica el comparador financiero y de créditos rápidos con asnef WannaCash.es, tan solo en nuestro país se han creado 76.000 empleos a raíz de la irrupción de la “revolución de las apps”. Un dato llamativo a pesar de que actualmente España ocupa el séptimo puesto de los países europeos en este sentido.

El desarrollo de las plataformas

Analizando los cambios que se han dado, uno de los más importantes es que la innovación ya no se limita al ámbito de los dispositivos. Ahora la disputa está entre quienes ofrecen mejores aplicaciones, es decir, la lucha se libra en el espacio de las plataformas.

Pero crear aplicaciones eficientes, llamativas y útiles requiere de un gran trabajo de fondo. Sin ese background tal vez carecería de sentido hablar de economía de las apps. Sin embargo, como su existencia depende de la creación de valor y ocupación es importante comprender este hecho.

Nuevamente volviendo a España vale acotar que para el año 2018 la empresa Apple contaba con 1.415 empleados. Cifra considerable si se toma en cuenta que 10 años atrás antes la empresa contaba con diez veces menos esa cifra de empleados en el país.

¿Qué depara para el futuro?

España ha recuperado su rumbo y ha vuelto a crecer económicamente durante estos últimos años. Y, en cierta manera, el papel que cumplen las apps ha ayudado a que esto sea posible. Pues estamos ante lo que podríamos llamar un nuevo orden social.

Es importante apreciar en su justa medida la relevancia de las economía de las apps. En el contexto español esto es doblemente importante, primero para entender este fenómeno y luego para aportar un impulso extra ante tal movimiento que está ayudando a la recuperación de la economía nacional.