Criterios para evaluar y homologar a los proveedores de tu empresa

emprendedores

Uno de los problemas que tiene el pequeño empresario cuando quiere tomar las rienda de su contabilidad son los criterios para evaluar y homologar a los proveedores de tu empresa.

Es habitual escuchar a un emprendedor, dueño de un pequeño negocio o de una pyme lo siguiente: "Me gustaría controlar y gestionar online el nivel de desempeño de mis proveedores basado en indicadores aprobados por mi organización y en función del nivel de servicio firmado con los proveedores". Para todo este de inquietudes, tenemos soluciones en el horizonte, como las que por ejemplo ofrece Fullstep.

¿Qué soluciones? soluciones que le permitirán a este empresario confiar plenamente en los proveedores más adecuados para cada compra. Un módulo que proporciona formularios de evaluación y respuesta a No Conformidades, facilita la comunicación fluida con sus proveedores y le ayuda a definir un modelo de evaluación que mantiene actualizada la puntuación según los criterios de su organización.

Vayamos a servir una serie de consejos sobre la homologación de proveedores:

¿Qué hay que buscar de una empresa a contratar para este tipo de servicios?

  • Evaluación de proveedores
  • Configuración de formularios de “no conformidades” y del modelo de evaluación.
  • Integración de la información de desempeño en los ERPs.
  • Seguimiento en tiempo real de la gestión de incidencias y respuestas de los proveedores.
  • Puntuaciones visibles para los proveedores.
  • Utilización de la información de desempeño de los proveedores como criterio de decisión para nuevos contratos y pedidos.
  • Canal de comunicación con proveedores y alertas automáticas de fechas límite y de renovación.

¿Qué beneficios reporta?

  • OPERATIVIDAD: acceso online a toda la actividad e histórico de no conformidades.
  • OPTIMIZACIÓN: panel de proveedores actualizado.
  • AHORRO: reducción de costes derivados de no conformidades.
  • PROYECCIÓN: base para un proceso de mejora constante.
  • RENDIMIENTO: mejor gestión de los acuerdos de nivel de servicio (SLA).
  • PRODUCTIVIDAD: Mejor desempeño de los proveedores.
  • EFICIENCIA: se reducen las tareas de bajo valor añadido.