Comentario y análisis del cierre de la bolsa (jueves 23 de septiembre de 2021)

Signo alcista generalizado en la Eurozona y EEUU tras la reunión de la Reserva Federal

Por tercera jornada consecutiva, los principales mercados de renta variable a nivel global continúan con predominio del signo positivo. Esta tendencia se ha visto apoyada por las declaraciones de la Reserva Federal de EEUU sobre la futura orientación de su política monetaria, que se han mantenido en línea con las proyecciones del consenso del mercado, al mismo tiempo que los inversores evalúan las últimas noticias en torno a la crisis de la inmobiliaria china Evergrande Group.

En concreto, ayer el presidente de la Fed, Jerome Powell, declaró que el banco central podría comenzar a reducir el ritmo de compras de activos a partir de su próxima reunión (2-3 de noviembre) y completar el proceso a mediados de 2022 si la economía estadounidense continúa avanzando hacia sus objetivos de inflación y empleo. No obstante, no descartó esperar más si fuera necesario y enfatizó que el tapering no implicaría una señal directa sobre el momento de realizar la primera subida de tipos de interés oficiales. En este sentido, afirmó que no se espera que la Reserva Federal comience a incrementar los tipos hasta después de completar el proceso de reducción de compras de bonos.

Adicionalmente, los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto actualizaron sus proyecciones trimestrales de tipos de interés (dot plot), mostrando una división de opiniones respecto a la posibilidad de realizar al menos un movimiento al alza del tipo de interés oficial el próximo año según la estimación mediana. En la anterior reunión de junio, la proyección mediana señaló que no se producirían aumentos de la tasa hasta 2023.

Todo ello en un contexto en el que la Reserva Federal ha revisado significativamente al alza su previsión de inflación en 2021 a un 4,2% anual (vs. 3,4% anual anterior) ante las elevadas presiones inflacionistas a corto plazo, proyectando que en los dos próximos años se sitúe en un 2,2% anual. Paralelamente, ha reducido en 0,9 pp su proyección de crecimiento del PIB de la economía estadounidense a un 5,9% anual este año (vs. 7,0% anual estimado en junio) ante el impacto de la expansión de la variante delta durante los meses de julio y agosto. Una previsión que se sitúa en línea con el último escenario de la OCDE de un avance de un 6,0% anual frente a un 6,9% proyectado anteriormente.

Tras el comunicado de la Fed, hoy los datos preliminares de los PMI de IHS Markit han constatado la ralentización de la expansión de la economía estadounidense por cuarto mes consecutivo. En septiembre, su evolución se ha visto lastrada por la caída tanto del indicador del sector manufacturero como de las expectativas del sector servicios, en una coyuntura marcada por el impacto de la variante delta del covid-19, las interrupciones en la cadena de suministro y la escasez de mano de obra, entre otros factores.

Por otro lado, también se ha conocido que las solicitudes semanales de prestaciones de desempleo en EEUU aumentaron por segunda semana consecutiva hasta 351.000 peticiones. Una evolución que contrasta con las estimaciones del consenso del mercado que proyectaban una moderación, lo que aumenta la incertidumbre sobre la senda de recuperación del mercado laboral estadounidense a corto plazo.

En este entorno, la sesión bursátil ha comenzado con referencias positivas de los principales índices de la región Asia-Pacífico, liderados por el Sensex indio (+1,63%), el ASX 200 australiano (+1,38%) y el Hang Seng de Hong Kong (+1,19%). Por su parte, el Shanghai Composite ha mostrado un avance más moderado de un 0,38%, mientras que el Kospi surcoreano ha retomado la cotización tras el festivo de ayer retrocediendo un 0,41%. En Japón, su bolsa ha permanecido cerrada por festivo.

Siguiendo la estela de las bolsas asiáticas, los principales índices de la Eurozona han registrado repuntes de en torno a un 1%. El IBEX 35 español ha subido un 0,78%, ligeramente por debajo de los avances del DAX 40 alemán (+0,88%) y el CAC 40 francés (+0,98%). En contraste, fuera de la zona monetaria europea el FTSE 100 británico ha registrado variaciones poco significativas tras la reunión de política monetaria del Banco de Inglaterra y el elevado movimiento al alza de sus tipos de interés de la deuda soberana, cerrando con un ligero descenso de un 0,07%.

En España, el IBEX 35 ha encadenado su tercera sesión consecutiva al alza, aproximándose al nivel de 8.900 puntos. En concreto, su cotización se ha incrementado en 68,5 puntos respecto a ayer hasta 8.877 puntos en una jornada en la que únicamente siete valores han cerrado en negativo. Ha destacado especialmente la caída de los valores turísticos, encabezados por Aena (-1,63%) e IAG (-0,94%). En terreno alcista, cinco entidades bancarias se han situado entre los diez valores con mayor revalorización apoyadas en la positivación de la pendiente de las curvas de tipos de la deuda soberana en la Eurozona, liderados por Banco Santander (+2,99%) y BBVA (+2,81%).

Respecto a la renta variable de EEUU, el S&P 500 muestra un movimiento al alza superior al de las bolsas europeas, subiendo un 1,23%. Por su parte, la cotización del Nasdaq Composite aumenta un 0,89%.


Autores:

Andrés Aragoneses de Andrea
Analista de Singular Bank
Departamento de Desarrollo de contenidos, productos y servicios

Felipe López-Gálvez, MFIA
Analista de Singular Bank
Desarrollo de contenidos, productos y servicios
Departamento de Marketing

Victoria Torre
Analista de Singular Bank
Responsable de desarrollo de contenidos, productos y servicios

Fátima Herranz González
Analista macro y de mercados de Singular Bank

(Texto elaborado por Singular Bank)