El BCE estima que la banca debe mantener prudencia para su solvencia

El BCE estima que la banca europea debe mantener la prudencia necesaria para asegurar su solvencia, lo que incluye una retribución austera a los accionistas. ABC informa que el supervisor ha remitido una carta a las entidades europeas en las que les recomienda seguir una política al respecto "prudente y conservadora".

La autoridad monetaria, según informa ABC, dividirá a los bancos en tres grupos: aquellos que cumplen con todas las ratios de solvencia y por tanto tienen libertad total para remunerar a sus accionistas; los que no cumplen los mínimos y deberían suspender ese pago; y un tercer grupo, en el que se encuadran casi todas las entidades españolas, que siendo plenamente solventes aún no cumplen con los niveles que entrarán en vigor en 2019 y por tanto les aconseja remuneraciones prudentes.

Por otro lado, la agencia de calificación de riesgos Fitch elevó ayer el rating a largo plazo de Bankia un escalón, desde BB+ a BBB-, con lo que la entidad sale de la categoría que se conoce como bono basura. La agencia justificó su decisión en la fortaleza del capital de Bankia, su perfil de liquidez y su capacidad para manejar los activos problemáticos una vez cumplido el plan de reestructuración. Fitch mantuvo en BBB la calificación de Caixabank y en BB- la del Banco Popular.

ABC 2,34,35/EL PAÍS 38/EL MUNDO 32/ABC 35/LA VANGUARDIA 60/EL PERIÓDICO 30/CINCO DÍAS 1,15

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)