Home » Coaching empresarial » El 20% de los españoles no tiene bajo control su situación financiera

La mayoría de los españoles reconoce estar preocupado por llegar a fin de mes, convirtiéndose para muchos en todo un reto. Así lo refleja el último Informe Europeo de Pagos de Consumidores de la organización combinada de Intrum Justitia y Lindorff, compañía líder en gestión de crédito, que muestra que el 22% de los españoles no tiene su situación financiera bajo control.

Este porcentaje sitúa a los españoles entre los europeos que menos control ejercen sobre sus finanzas, tan sólo superados por Hungría (24%) e Irlanda (26%). Los portugueses se sitúan en la misma posición que España, mientras que en el lado opuesto se encuentra Austria, donde sólo el 11% de la población afirma no tener controlada su economía.

Este estudio, realizado a partir de entrevistas a 24.101 consumidores de 24 países, también revela que el 39% de los españoles ve con buenos ojos recurrir a préstamos, pagos a plazos o incluso, dinero prestado para adquirir bienes de consumo como una televisión o un ordenador.

Cada vez hay mayor aceptación del crédito al consumo, especialmente entre personas con edades comprendidas entre los 35 y 49 años, así como en los mayores de 50. En ambos casos, el 39% de los encuestados afirma ver positivamente recurrir a este tipo de financiación para comprar nuevos productos. No obstante, los jóvenes son los que consideran este tipo de consumo como poco saludable a nivel financiero y casi la mitad de los jóvenes de entre 18 y 24 años rechaza solicitar préstamos o pedir dinero prestado para este fin.

Esta mayor aceptación del crédito también se observa a nivel europeo. Siete de cada diez encuestados valoran positivamente la compra de televisores u ordenadores mediante un préstamo o pago a plazos, una cifra que aumenta considerablemente año tras año. Mientras que en 2015 sólo una quinta parte de la población europea veía bien este tipo de recurso, en 2016 aumentó hasta el 26% y, hoy en día, el 31% de la población europea no ve mal recurrir a dinero prestado para realizar sus compras.

Optimismo español a nivel financiero

El optimismo económico es visible en España, al menos en lo que respecta a la capacidad de los encuestados para mejorar sus finanzas. Prueba de ello, es que el 63% de los encuestados españoles está de acuerdo en que tiene una posibilidad razonable de mejorar significativamente su situación económica, siendo los más optimistas de todos los países encuestados (promedio europeo: 47%).

Pese a esto, el Informe Europeo de Pagos de Consumidores refleja que los españoles poseen el mayor nivel de preocupación respecto al impacto negativo que puede tener una Unión Europea debilitada en sus finanzas personales. Concretamente, el 63% dice estar preocupado por este hecho. A nivel europeo este promedio se sitúa diez puntos por encima.

Madrid, 8 de febrero de 2018.  La mayoría de los españoles reconoce estar preocupado por llegar a fin de mes, convirtiéndose para muchos en todo un reto. Así lo refleja el último Informe Europeo de Pagos de Consumidores de la organización combinada de Intrum Justitia y Lindorff, compañía líder en gestión de crédito, que muestra que el 22% de los españoles no tiene su situación financiera bajo control.

Este porcentaje sitúa a los españoles entre los europeos que menos control ejercen sobre sus finanzas, tan sólo superados por Hungría (24%) e Irlanda (26%). Los portugueses se sitúan en la misma posición que España, mientras que en el lado opuesto se encuentra Austria, donde sólo el 11% de la población afirma no tener controlada su economía.

Este estudio, realizado a partir de entrevistas a 24.101 consumidores de 24 países, también revela que el 39% de los españoles ve con buenos ojos recurrir a préstamos, pagos a plazos o incluso, dinero prestado para adquirir bienes de consumo como una televisión o un ordenador.

Cada vez hay mayor aceptación del crédito al consumo, especialmente entre personas con edades comprendidas entre los 35 y 49 años, así como en los mayores de 50. En ambos casos, el 39% de los encuestados afirma ver positivamente recurrir a este tipo de financiación para comprar nuevos productos. No obstante, los jóvenes son los que consideran este tipo de consumo como poco saludable a nivel financiero y casi la mitad de los jóvenes de entre 18 y 24 años rechaza solicitar préstamos o pedir dinero prestado para este fin.

Esta mayor aceptación del crédito también se observa a nivel europeo. Siete de cada diez encuestados valoran positivamente la compra de televisores u ordenadores mediante un préstamo o pago a plazos, una cifra que aumenta considerablemente año tras año. Mientras que en 2015 sólo una quinta parte de la población europea veía bien este tipo de recurso, en 2016 aumentó hasta el 26% y, hoy en día, el 31% de la población europea no ve mal recurrir a dinero prestado para realizar sus compras.

Optimismo español a nivel financiero

El optimismo económico es visible en España, al menos en lo que respecta a la capacidad de los encuestados para mejorar sus finanzas. Prueba de ello, es que el 63% de los encuestados españoles está de acuerdo en que tiene una posibilidad razonable de mejorar significativamente su situación económica, siendo los más optimistas de todos los países encuestados (promedio europeo: 47%).

Pese a esto, el Informe Europeo de Pagos de Consumidores refleja que los españoles poseen el mayor nivel de preocupación respecto al impacto negativo que puede tener una Unión Europea debilitada en sus finanzas personales. Concretamente, el 63% dice estar preocupado por este hecho. A nivel europeo este promedio se sitúa diez puntos por encima.


(Fuente: Intrum Justitia y Lindorff)

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *