RAJOY SELLA un plan para parados de larga duración CON SINDICATOS Y EMPRESARIOS

Gobierno y agentes sociales rubricaron ayer el primer gran pacto social de la legislatura: un plan para ayudar a los parados de larga duración con cargas familiares que hayan agotado las prestaciones. A partir del 15 de enero este colectivo se beneficiará de una ayuda de 426 euros durante seis meses, ligada a la formación y a la búsqueda activa de empleo. El programa se prolongará hasta el 15 de abril de 2016. El acuerdo fue firmado por la ministra de Empleo, Fátima Báñez; los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez; y los presidentes de CEOE, Joan Rosell, y Cepyme, Antonio Garamendi, en un acto el Palacio de La Moncloa en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, según reflejan los diarios.

Rajoy, que agradeció "la indispensable colaboración de las comunidades autónomas y el compromiso responsable de los interlocutores sociales", explicó que el programa "busca la integración efectiva" de los parados de larga duración y "que nadie se quede atrás en la salida de la crisis". De él se beneficiarán unos 450.000 desempleados y se dedicarán entre 1.000 y 1.200 millones de euros, que, según el jefe del Ejecutivo, "deben servir para cambiar la realidad".

Tanto la ministra de Empleo como los dirigentes sindicales y patronales expresaron su satisfacción por el acuerdo. "Han sido muchos meses de negociaciones, pero ha valido la pena", señaló Fátima Báñez. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, indicó que se trata de un pacto "imprescindible para una situación insostenible" que permite seguir "jugando la partida". "Sin esta medida el diálogo social no habría podido continuar, porque para nosotros ha sido prioritaria siempre", dijo, al tiempo que reclamó "reforzar los servicios públicos de empleo" y aumentar el salario mínimo interprofesional. Para el líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, "salir de la crisis comporta recuperar estándares de bienestar que este país tenía antes de su inicio, y para ello queda un largo trecho". También pidió "mejorar la red de protección social" e iniciar la negociación para fijar una renta básica garantizada.

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, consideró que "la emergencia social debe tener una respuesta política adecuada, y eso es lo que se está haciendo ahora". Celebró que España "empieza a ir en una dirección bastante correcta y se pueden hacer cosas que antes no se podían". El presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, subrayó que "no es una simple renta de supervivencia, es un incentivo que permita recuperar la ilusión".

EL PAÍS 24/EL MUNDO 1,26,27/ABC 1,36,37/LA VANGUARDIA 1,57/EL PERIÓDICO 27/LA RAZÓN 32,33/CINCO DÍAS 1,28,31/EL ECONOMISTA 26


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)