Consejos antes de abrir una franquicia

En España hay muchos casos de grandes triunfos de franquicias. De restauración, textil y alimentación son las que más éxito tienen. ¿Que pasos hay que realizar para abrir una franquicia? ¿Qué pautas se deben seguir? Se trata de una aventura que puede llegar a ser muy rentable. En este artículo se recopilan una serie de consejos que se deben tener en cuenta antes de la apertura de una franquicia.

Consejos antes de abrir una franquicia

La apertura de un negocio a través de esta modalidad es fácil aunque requiere de una gran dosis de trabajo y paciencia.  ¿Cuáles son los consejos más importantes que hay que superar para convertirla en un claro éxito?

Evaluar todas las capacidades

Con la decisión de abrir ya tomada, el primer ejercicio que se debe realizar es el de realizar un autoanálisis que permita conocer capacidades y cualidades.

Se debe garantizar que la situación personal sea la más adecuada para emprender, así como la situación económica o las aptitudes profesionales. Buscar el apoyo de familia y amigos es clave.

Conocer la capacidad de inversión

Antes de lanzarse a una decisión final sobre este tema, se debe conocer cuál es la capacidad de financiación. Se debe realizar un plan económico que aporte cuál es la cantidad total destinada a montar el negocio, atando bien todos los aspectos económicos y de inversión. Se debe conocer la capacidad de inversión desde un principio. Conocer de dónde vienen los préstamos, gastos, posibles ingresos...

Conocer a fondo el sector

Conocer al detalle el sector al que se va a destinar la actividad es vital. La eficacia del negocio, eso sí, es cosa de cada emprendedor. Se debe escuchar, leer y analizar todos los pros y contras del sector, la zona y el negocio para despejar dudas.

Conseguir información de las franquicias elegidas

Informarse de todos los riesgos, características, funcionalidades, compromisos de todas ellas es imprescindible. Para ello, es recomendable pedir ayuda de un asesor en todo el proceso. En la actualidad existen a disposición de cualquier emprendedor guías y directorios para emprender con total seguridad.

Estudiar el mercado

Conocer a la competencia, además de los clientes y proveedores, es una de las tareas principales. Se debe escuchar a los clientes y lo que necesitan. Si no se escucha al cliente lo hará la competencia. Se deben analizar todas las características que rodean al negocio.

Comunicación con los franquiciados

Hablar con los franquiciados es una pieza clave para que den detalles respecto al control de la gestión por parte de la empresa franquiciadora, las ayudas a los problemas que pueden generarse, la comunicación y la ejecución de animaciones y marketing, entre otras muchas. No se debe dudar en contactar con otras personas que tengan ya un negocio de la misma empresa, analizando los motivos por los que les puede estar yendo bien o mal.

En definitiva, una franquicia es una apuesta casi segura si se elige con conocimiento y se siguen una serie de pasos fundamentales. Con compromiso y constancia, este puede ser el modelo de negocio adecuado.