Comentario y análisis del cierre de la bolsa (martes 12 marzo 2019)

El Brexit y Boeing marcan una sesión con cierre mixto para las bolsas

Ayer a media noche los mercados empezaron a reflejar su optimismo tras la reunión in extremis entre Juncker y May; un optimismo que se ha ido evaporando a medida que pasaban las horas.

La libra ha pasado de reflejar la euforia ayer a medianoche, a desvanecerse cuando el fiscal general Geoffrey Cox ha afirmado que a pesar de la modificación del texto inicial, los riesgos sobre la frontera irlandesa no han variado. La libra se ha movido en un rengo del 3% desde ayer por la noche, y el índice FTSE ha sumado un 0,29% gracias precisamente a la caída de la divisa.

En el resto de Europa las bolsas han cerrado prácticamente planas, incluido el Ibex que ha cedido apenas un -0,11% para cerrar en los 9.161 puntos. Pendientes en todo momento de las quinielas sobre la votación que tendrá lugar hoy en el Parlamento británico, las bolsas han registrado una jornada más tranquila de los que cabría esperar.

En EE.UU. el Dow Jones se ha visto lastrado un día más por la cotización de Boeing, que ve cómo cada vez son más los países y aerolíneas que se unen a la lista que prohíbe que los aviones modelo 737 Max sobrevuelen su espacio aéreo. Sin embargo, el índice S&P500 ver continuar la subida de ayer y roza de nuevo los máximos anuales gracias a al sector tecnológico.

Dentro del Ibex las ganancias han venido lideradas por Acerinox (+1,32%) y Arcelormittal (+1,49%), mientras que Meliá Hotels (-2,59%) ha sido farolillo rojo. A continuación se ha situado IAG (-1,60%), perjudicada tanto por el caso de Boeing como por las malas sensaciones de cara al Brexit.

En zona de pérdidas también han quedado títulos como Telefónica (-0,86%), que ha sufrido la rebaja del precio objetivo de los analistas de Berenberg por culpa de su elevada deuda. Por su parte, Enagás ha cedido un -0,47% después de que Standard&Poors rebajase su nota desde A- hasta BBB+. La compañía venía de presentar su nuevo Plan Estratégico y de anunciar su salto a EE.UU. con la compra de una participación en Tallgrass por 525 millones.

En la agenda macroeconómica lo más destacable ha sido el dato de inflación de EE.UU, que crece una décima menos de esperado. Con un IPC en el 1,5%, la Fed tiene una excusa más para congelar su política de subida de tipos de interés.

En renta fija, los rendimientos de los bonos no han sufrido grandes variaciones. La rentabilidad del bono a diez años americano ronda el 2,62%, la del alemán el 0,06% y la del español el 1,17%. Las materias primas han cotizado al alza, con el petróleo Brent cerca de los 67 dólares.


Autores:

Felipe López-Gálvez, MFIA
Analista de Self Bank
Desarrollo de contenidos, productos y servicios
Departamento de Marketing

Victoria Torre
Analista de Self Bank
Responsable de desarrollo de contenidos, productos y servicios

Texto cedido por SelfBank