Comentario y análisis del cierre de la bolsa (jueves 23 mayo 2019)

Los PMI auguran un panorama económico complicado

Por si los mercados no tuvieran suficiente con la guerra comercial y el Brexit, hoy han tenido que lidiar con una serie de datos macroeconómicos preocupantes. Todo ello se ha traducido en descensos de más del -1% para las bolsas europeas, en caídas para la rentabilidad de los bonos, en un desplome del -4% en el petróleo, y en un eurodólar deprimido en mínimos de 2 años.

En Europa, los índices más perjudicados han sido el DAX alemán (-1,78%) y el CAC francés (-1,81%), mientras que el Ibex se ha dejado un -1,28% (hasta los 9.114 puntos). En EE.UU. las caídas rondan el 1,50% a unas horas del cierre.

Dentro del Ibex han sido fuertemente castigados los valores más cíclicos, en especial los más ligados a las materias primas: Arcelormittal y Ence han perdido más del -4% mientras el desplome del crudo se ha llevado por delante a Técnicas Reunidas (-5,10%) o Repsol (-3,50%), pero ha favorecido a la aerolínea IAG (+0,97%). Otra que ha salvado los muebles ha sido Cellnex (+0,20%), más centrada en su estrategia de crecimiento que en el ruido procedente del mercado. Ha tenido un comportamiento discreto Ferrovial (-0,33%) ante la esperanza de acabar su disputa legal con el ayuntamiento de Birmingham, que ha estado entorpeciendo la venta de su filial de servicios.

A la espera de conocer con qué medidas responderá China al veto impuesto por EE.UU. a Huawei, los inversores se muestran cada vez más escépticos ante un posible gran acuerdo comercial, y hasta se pone en duda que Trump y Xi Jinping se vayan a reunir en el G20 de Japón donde coincidirán el próximo 28 de junio.

En Reino Unido los medios siguen hablando de una posible dimisión de Theresa May, a la que la libra esterlina está respondiendo con caídas adicionales. Cuesta pensar que llegado octubre, la nueva fecha prevista para el Brexit, los parlamentarios británicos se hayan puesto de acuerdo.

En la agenda macroeconómica, las cifras de las encuestas PMI e IFO han sentado como un jarro de agua fría. En EE.UU. el dato de PMI manufacturero (50,6 puntos vs 52,6 estimados) se acerca peligrosamente al nivel de los 50 puntos. En Europa, cuando todos esperábamos ver la segunda subida consecutiva, este indicador ha marcado una lectura de 47,7 puntos. Alemania ha confirmado esta mañana su crecimiento del 0,4% en el primer trimestre, algo que le costará mantener teniendo en cuenta la debilidad que ha mostrado tanto su PMI Manufacturero (44,3 puntos) como su encuesta IFO, que cae hasta su nivel más bajo en 4 años.

También se han publicado las actas del BCE, que ve signos crecientes de debilidad en las bolsas, y que sigue analizando el impacto de los bajos tipos de interés en la banca.

De las actas de la Reserva Federal publicadas ayer podemos sacar la conclusión de que en EE.UU. serán pacientes a la hora de mover los tipos de interés. El organismo afirmó que la baja inflación que ha presentado en los últimos meses es transitoria, de manera que debería repuntar por una mezcla de factores entre los que se encuentra el crecimiento de salarios (+3,2% según el último informe de empleo), el petróleo (que sube cerca de un 25% en 2019) y un elemento que todavía se desconoce cómo impactará, que no es otro que el aumento de aranceles a productos importados desde China. En este sentido, hoy mismo la Fed de Nueva York cifraba en unos 830 dólares el impacto que tendrán las nuevas tarifas en el presupuesto anual de las familias norteamericanas.


Autores:

Felipe López-Gálvez, MFIA
Analista de Self Bank
Desarrollo de contenidos, productos y servicios
Departamento de Marketing

Victoria Torre
Analista de Self Bank
Responsable de desarrollo de contenidos, productos y servicios

Texto cedido por SelfBank